El Cine Social

Entender la realidad a través del audiovisual

Escuchando al juez Garzón

Sinopsis
Documental que resume una amplia entrevista que el escritor Manuel Rivas hizo al ex juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. Estreno en el Festival de Berlín de 2011 en la sección “Eventos especiales”. (FILMAFFINITY)

 

Nada más que la verdad

La desnudez del espacio, de la conversación con su interlocutor, el escritor Manuel Rivas, y del blanco y negro, convierten este monumental encuentro con el juez Baltasar Garzón en una pieza capitular de nuestra historia, de nuestro presente, de nuestra realidad. Frente a los desvaríos y chascarrillos que pueblan las tristes cadenas de televisión, la buena educación, la serenidad y el rigor de cuanto va desgranando Garzón nos colocan ante un impagable documento que debería servir de ejemplo y materia docentes para ciudadanos de todas las edades. Garzón explica sus convicciones como juez, su inspiración en los modelos de Falcone y Borselino, sus conceptos de cómo y hasta dónde ha de llegar la justicia. Y habla de los procesos que pesan sobre él y sobre su tratamiento, y habla de Gürtel, y de Pinochet, y de la memoria histórica.

Admiración e indignación a partes iguales: uno de los conciudadanos más coherentes con los que contamos es al mismo tiempo uno de los más acosados. “Si no salgo adelante, habrán conseguido terminar con un determinado modelo de juez”. De justicia y de injusticias, de ataques morales y amenazas de todo calibre. Impotencia del espectador, del ciudadano, intentando comprender cómo se manipula la opinión pública, cómo se puede beneficiar al verdadero corrupto con artimañas más o menos legales y cómo se puede someter a presión a los que combaten esa corrupción, todas las corrupciones. Asombrosamente sereno, sincero, preocupado y al mismo tiempo combativo, Garzón enumera actitudes, procedimientos y horizontes y acusa los golpes y asedios. El film de Isabel Coixet, convincente y convenientemente plegado a esa desnudez, a esa sinceridad de las declaraciones del magistrado, supone toda una lección moral, una valiente lección absolutamente imprescindible, como en aquellos ejemplos del cine documental de Resnais —Noche y niebla— donde el espectador, el ciudadano, ha de decidir hacia dónde mirar y qué conclusiones sacar: es decir, hasta cuándo va a seguir soportando el perjudicado estado de las cosas.

LLORÉNS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: