El Cine Social

Entender la realidad a través del audiovisual

Planes para mañana

Ciclo Cine Social: 12 de Febrero 1013
DirecciónJuana Macías
GuiónJuana MacíasAlberto Bermejo
Música: Varios
Fotografía: Guillermo Sempere

Duración: 96 min.
Nacionalidad: España
Año de Producción: 2010
Productora: Teoponte P.C. / Monte Film / Viernes Producciones
Premios2010 2 Nominaciones al Goya: Mejor dirección novel y actriz revelación (Aura Garrido) / 2010 Festival de Málaga: Dirección, Actriz de reparto, Guión novel.
Género: Drama
Tema: Mujer / familia / amor
RepartoCarmen ElíasGoya ToledoAna LabordetaAura GarridoJorge BoschBrendan PriceAdrián MarínPablo ViñaChristophe MiravalMaite Blasco

Sinopsis:
En el transcurso de un día, Inés, Antonia, Marian y Mónica, mujeres con edades y circunstancias muy diferentes, deberán tomar importantes decisiones que pueden cambiar sus vidas para siempre: ¿Decidirá Inés seguir adelante con su embarazo en contra de todo y todos? ¿Entenderá Marian que la relación con su marido está acabada y actuará en consecuencia? ¿Qué hará Antonia cuando el verdadero amor de su vida le pida una segunda oportunidad, ahora que es una mujer felizmente casada y con hijos? ¿Qué ocurrirá con la impotencia y el deseo de venganza de Mónica cuando su familia se desmorone? (FILMAFFINITY)

Mujeres (del primer mundo)

El debut en la realización de la madrileña Juana Macías, después de una reconocida trayectoria en el cortometraje (Siete cafés por semana, Goya al mejor corto), se produce con una compleja y elaborada historia que tiene como protagonistas a cuatro mujeres, que conducen tres episodios (el último tiene doble protagonista) vinculados por un accidente de coche, que ilustran otras tantas situaciones a las que actualmente deben enfrentarse las mujeres del primer mundo: la mujer reconocida profesionalmente, por edad en la frontera de la maternidad, que se ve obligada a elegir entre el hijo que, involuntariamente, está gestando y sus relaciones de pareja y las posibilidades de ascenso que se le presentan en su trabajo; la madura esposa y madre, que tiene la oportunidad de sentir de nuevo el amor (sentimientos y sexo) con un amante que tuvo y que ahora regresa en su busca; y las madre e hija (adolescente) que deben enfrentarse al acoso del marido y padre del que desean separarse (un personaje cuya culpa nunca termina de aclararse si ha traspasado la barrera de la agresión física).

Tres situaciones que, desde luego, no son nuevas en la ficción o en la pantalla, hasta puede decirse que inicialmente resultan bastante conocidas, pero que la cineasta trata con tanta singularidad, por la atención que concede a los personajes y por la novedades que introduce en su desarrollo y en cierto modo también en sus resoluciones, que casi terminan resultando inéditas para el espectador. Aquí es donde reside, en mi opinión, el gran mérito de esta estupenda película, el relato no se pliega a las lecturas y mensajes que uno podría esperar de sus enunciados -por más que la necesaria, y deseable, mirada feminista o femenina siempre esté presente-, muy por el contrario, la complejidad, y por tanto la realidad y la dolorosa humanidad, toma el relevo de las convenciones -que siguen siéndolo, aunque sean de talante progresista- y tanto los personajes como las situaciones descienden esos peldaños que separan la calle y la vida del pedestal de las frases hechas que no significan nada.

De estas primeras, de la calle y la vida, está llena esta emotiva película que, en su afán de desmontar lugares comunes, se permite “invertir” el sexo (previsto) de los compañeros de trabajo del personaje que interpreta Ana Labordeta, pues el simpático y comprensivo es el compañero masculino que la apoya, y el antipático es la directora de la oficina bancaria que la reprende y amenaza por un tema que “debería” generar cierta solidaridad femenina. La vida no es políticamente correcta y si queremos contar la verdad tampoco tenemos que serlo. Mención especial para las actrices (y actores), Carmen Elías, Goya Toledo, la citada Labordeta, o los jóvenes Aura Garrido y Adrián Marin, todas (y todo) excelentes, fruto sin duda de sus talentos, pero también de la eficaz dirección y de los contenidos de una historia y unos personajes que están construidos con tanto rigor como proximidad humana. Enhorabuena. PEDRO URIS

Vídeo

A %d blogueros les gusta esto: